espacio de carrera

Todavía con la emoción de Valdepeñas arrancaba hoy la sexta etapa de la Vuelta. Una etapa de 193 kilómetros con salida neutralizada en la localidad de Úbeda y un puerto de segunda categoría antes de la llegada a meta en Córdoba.

Nuestro objetivo hoy era conocer cómo funciona la Unidad Móvil de Seguridad Vial de la Vuelta, en la que trabajan 129 agentes de la Guardia Civil. La Unidad está dividida en varios grupos: el de dirección formado por el comandante Antonio Hidalgo, el capitán Pedro Manuel Puerta y el teniente Juan Carlos Ubero, la agrupación de tráfico con 76 agentes, el grupo de reserva y seguridad con 38, la unidad de helicópteros con 5, el servicio de material móvil y transmisiones con 3 y personal de apoyo. Todos ellos se desplazan con 58 motos, 7 monovolúmenes, 10 todoterrenos, un helicóptero, un camión cuba para repostar el helicóptero, un vehículo taller para reparar cualquier avería in situ y tres vehículos camuflados para diferentes servicios.

Lo importante es la seguridad durante la carrera. Cada uno de los agentes tiene una función y un puesto específico. Hay un grupo de seguridad interna que señaliza las rotondas, estrechamientos y otros peligros con el silbato y los banderines. También ponen cintas para señalizar el paso de la carrera.

El grupo de control del tráfico está formado por 10 banderas amarillas, agentes que van apartando los coches con un sistema de rodillo de tal manera que los vehículos que van llegando quedan estacionados, y 8 banderas rojas, que controlan que no se meta ningún coche, acompañan a las ambulancias y gestionan otras incidencias que pueda haber durante las etapas.

El primer bandera roja es muy importante. Circula por el medio de la calzada con las luces encendidas para que se le vea bien, delante de esta moto la carretera está abierta al tráfico, detrás empieza el espacio de carrera. Este espacio de carrera es el comprendido entre el primer bandera roja y el bandera verde, que es el último. En él no rigen las normas de circulación de tráfico y solo pueden ir los vehículos autorizados.

Otro grupo son los abre carreras, que circulan en paralelo acompañando al pelotón y a los escapados. Uno de estos motoristas va justo delante de los ciclistas y se encarga de dar referencias de posición y tiempos a sus compañeros. Los reservas de pelotón son los que se encargan de cubrir a los ciclistas que van quedando rezagados.

En cuanto a los coches, cuatro van por delante y uno por detrás cerrando la carrera y justo al final, delante del bandera verde, hay una furgoneta de mecánicos. Por otra parte, el último medio de transporte, el helicóptero, tiene dos misiones, hacer repeticiones de las transmisiones y visionar las posiciones de los ciclistas.

Fuera de carrera hay otros grupos. El grupo de reserva y seguridad, con uniforme negro, encargados del control del orden público en travesías donde hay mucha gente para ir abriendo paso. Un grupo rotativo que prepara la salida de la carrera y la llegada en meta, dos guardias civiles que van abriendo paso a la caravana publicitaria y otro grupo que ayuda a la organización con la señalización.

Los guardias civiles que quieren ser motoristas en la Vuelta deben primero apuntarse como voluntarios y hacer un examen. De esta forma solo los mejores conductores son seleccionados de entre todos los que se hayan apuntado en el país. Si consiguen su plaza, pueden estar durante 3 años seguidos en la Vuelta. Antiguamente no se hacía esta selección, pero la carrera es muy exigente, hay que arriesgar mucho y se requiere un buen dominio de la moto.

Toda esta información nos la daba el comandante desde uno de los coches que están en carrera mientras la etapa seguía su curso. Una etapa en la que el jovencísimo Peter Sagan del Liquigas ha batido en el sprint a Pablo Lastras del Movistar y a sus compañeros Agnoli, Cappechi y Nibali. Un increíble trabajo del Liquigas que ha dejado por detrás, a 17 segundos a Joaquim Rodríguez, Nieves, Chavanel y Scarponi y a 23 a otros favoritos como Sastre, Menchov e Igor Antón.

Sylvain Chavanel conserva su maillot rojo pero aquí todavía no hay nada decidido. Mañana la Vuelta llega a Talavera de la Reina y el sábado 177 kilómetros con llegada en alto en El Escorial. ¿Qué más se puede pedir?

 

Esta entrada fue publicada en Vuelta ciclista a España y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a espacio de carrera

  1. Celena Mix dijo:

    Buenas reflexiones :) te agregué a mis favoritos