control de firmas, primer paso obligatorio

Quinta etapa de la Vuelta a España, una etapa atípica con salida y meta en Logroño capital. Un recorrido urbano que pasa por el centro de la ciudad, en el que hay que dar ocho vueltas al circuito de 21 kilómetros con características similares a una clásica o a un mundial de ciclismo.

Llegamos a la línea de salida con el objetivo de hablar hoy del control de firmas al que tienen que acudir los corredores cada día de forma obligatoria. Se hace en una hoja con los números de dorsal y un recuadro donde firman los ciclistas. Este control está abierto durante 45 minutos de manera oficial, aunque por lo general suele durar más tiempo. Tienen que ser permisivos. A veces hay corredores que tardan más en llegar desde los autobuses porque los aficionados les piden autógrafos y fotografías. Este es el caso de Alberto Contador este año que cuenta con el cariño del público, y en algunos momentos tiene que ir incluso escoltado para poder abrirse paso.

En el camión de firmas se encuentran los comisarios, como mínimo dos, que tienen como función confirmar los dorsales, el speaker de la Vuelta, Juan María Guajardo, y los técnicos de sonido, Ramón y Javi.

Juan Mari es el encargado de animar y crear ambiente durante este control de firmas. Conoce a todos los corredores que participan en la Vuelta y según van subiendo al camión, les presenta uno a uno diciendo su nombre y algún detalle de su palmarés, clasificaciones, etapas ganadas y otras curiosidades. Hoy por ejemplo presentando a  Johan Van Summeren del Garmin-Sharp contaba que tras ganar la París-Roubaix el año pasado, pidió matrimonio a su novia en la sala de prensa. Un buen final para su victoria (porque precisamente hoy que compartimos hotel con el Garmin sus compañeros me han contado que ella le dijo que si).

Guajardo lleva 16 años como speaker en la Vuelta. Su hábitat es el ciclismo. Todo el año se dedica a informarse, se estudia las fichas de los corredores (que crea en cuanto tiene el listado de participantes). Para él “todos son igual de importantes aunque tengan más o menos palmarés, ellos son los protagonistas”. Su papel es que el público anime a los ciclistas. Algunos corredores parten con problemas de salud, han sufrido caídas, no se encuentran en su mejor momento y hay que intentar animarles para que olviden lo malo de la carrera. “Son los protagonistas de la competición, los que ofrecen espectáculo, los que se caen ayer y hoy están en la salida”. Los aplausos, el cariño y el apoyo son un motor para ellos.

El control de firmas también es divertido a veces. Juan Mari nos cuenta como anécdota que en una ocasión Marcel Wust subió a firmar con espuma de afeitar en la cara. Es lo que tienen las prisas antes de empezar la carrera.

Poco a poco van llegando los corredores a firmar, algunos en equipo, otros llegan solos y la locura comienza cuando aparece Alberto Contador. El público quiere fotografiarse con él, darle ánimos, la prensa también intenta acceder al corredor madrileño, pero solo quedan unos minutos para la salida. Ya no hay tiempo para nada más.

La carrera se ha desarrollado con normalidad. Javier Chacón del Andalucía ha protagonizado una escapada en solitario, que no ha tenido éxito y finalmente se ha llegado al sprint. Estaba en la quiniela, muchos apostaban por él y no ha defraudado. John Degenkolb del Team Argos-Shimano ha sido más rápido que Daniele Bennati del Radioshack y consigue su segunda victoria en esta Vuelta ciclista a España.

Joaquim Rodríguez mantiene el maillot de líder y se prepara para la carrera de mañana, 175 kilómetros entre Tarazona y Jaca con final en alto muy propicio para él.

Esta entrada fue publicada en Vuelta ciclista a España y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a control de firmas, primer paso obligatorio

  1. Piloto dijo:

    Entiendo q el control de firmas es como cuando los futbolistas presentan su ficha, pero es necesario hacerlo todos los dias??? Y porque???
    Un saludo a todos los que siguen este blog.

    • Henar Calleja dijo:

      Hola piloto! el control de firmas por una parte es un evento publicitario de cara al público asistente. Para los corredores es obligatorio porque es la forma que los comisarios tienen de confirmar que todos los ciclistas van a tomar parte en la etapa. Gracias por seguir el blog!! Un saludo!