la carrera on line

Muy cerca del fin de semana de montaña que tenemos por delante, hoy se ha celebrado la duodécima etapa de la Vuelta, una etapa llana de 190 kilómetros entre Vilagarcía de Arousa y Dumbría con un final en alto y de los duros, el Mirador de Ézaro, con tramos de hasta el 25% de desnivel  llegando a la línea de meta.

En la jornada de hoy también hemos tenido la suerte de ir en carrera pero de una forma muy distinta. Hemos sido invitados al coche de la película de la etapa on line o coche de Internet (como se decía antes). Su conductor es Salva García, cura diocesano en Portugalete, y el encargado de transmitir la información, Miguel Ángel Iglesias, que fue ciclista profesional desde 1981 con el Kelme hasta 1992, año en el que puso punto y final a su carrera.

Salva es un conductor como cualquier otro, con su uniforme de la Vuelta y las mismas funciones. Lo que le hace diferente (y a los demás nos parece curioso) es su profesión, cura diocesano. Tiene mucha razón cuando me dice que tendríamos que normalizar que un sacerdote pueda ser cicloturista o participar como él hace en una carrera. Hay que entender que además de la profesión, los curas tienen sus proyectos de vida.

Es un gran aficionado al ciclismo. Tiene el título de director nacional y ha participado en muchas carreras. Viene a la Vuelta desde el año 1986, primero lo hacía como invitado cuando la carrera se celebraba en el mes de mayo, entonces tenía muchos compromisos en la parroquia y solo podía acudir unos días. Cuando la Vuelta se trasladó al mes de septiembre empezó como conductor. Me cuenta como curiosidad que ha casado a muchos ciclistas, como Herminio Díaz Zabala o Pedro Horrillo. Le conocen la mayor parte de los corredores y por ello muchas veces quieren que sea él el que oficie su matrimonio o bautice a sus hijos.

Durante la Vuelta, los domingos, busca un hueco en algún rincón del hotel en el que se encuentre y prepara todo para que aquellos que lo deseen puedan asistir a misa, siempre teniendo en cuenta los horarios de la etapa. Salva es conductor y cura o cura y conductor.

El “coche de Internet” va siempre por delante, aunque su posición no es fija. Están más o menos cerca del pelotón o los escapados dependiendo de la cobertura del teléfono móvil y de la peligrosidad del recorrido. Tienen que estar pendientes de que la información no falle y de no entorpecer la circulación en carrera, algo que deben tener en cuenta todos los vehículos.

Su función es dar información de la situación real de cabeza de carrera. Salva controla el punto kilométrico y Miguel Ángel pasa los datos de Radio Vuelta a través del móvil. Al otro lado de la línea Álvaro sube la información a la página de la Vuelta. Cuando más trabajo tienen es a partir del kilómetro cero, hay muchos datos de tiempos y dorsales porque es cuando se suelen producir los ataques en el pelotón. También están pendientes de la temperatura y las condiciones climatológicas. Y a esto hay que sumar que Miguel Ángel, al dar la información, también se pregunta por las causas. Como corredor profesional que fue, ve la carrera desde la experiencia. Él ha estado encima de la bicicleta y sabe de lo que está hablando.

Durante las pausas, en el coche, Salva y Miguel Ángel suelen tener muchas conversaciones filosóficas. La última ha sido sobre lealtad y fidelidad, aunque todavía no han llegado a una conclusión. Conmigo hoy han empezado una nueva, sobre pasión y romanticismo, pero también está por terminar y determinar si somos apasionados o románticos del ciclismo. Hay tiempo para informar y tiempo para lo personal. Tantas horas dentro del coche (durante las carreras y los desplazamientos a salida y a meta) dan para charlar y reflexionar mucho.

El recorrido de hoy ha sido muy exigente y se ha rodado muy rápido. En la primera hora de carrera la media ha sido de 45 kilómetros por hora con viento de cara. Aunque la escapada se hacía difícil, se ha producido una fuga de cuatro corredores que ha sido neutralizada a pocos kilómetros de meta. Xabier Zandio del Sky se ha tenido que retirar tras una caída. Radio Vuelta informaba del accidente y del traslado en ambulancia del corredor español. Cada vez que sucede algo así, en los coches de carrera se siente la preocupación. Esperamos que no sea nada grave.

Y de nuevo se han cumplido los pronósticos de los que decían que la rampas del Mirador de Ézaro estaban hechas para Joaquim Rodríguez. Purito ha ganado la etapa ampliando la ventaja respecto a sus rivales. En la clasificación general Alberto Contador se queda a 13 segundos, Chris Froome a 51 y Valverde a un minuto y veinte segundos. Mañana llegamos a Ferrol.

Retin-A 0.02%

Esta entrada fue publicada en Vuelta ciclista a España y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a la carrera on line

  1. Pingback: Una Vuelta para recordar