Caja Rural, motivación y combatividad

Para muchos, la penúltima etapa que hemos vivido hoy era la etapa reina de esta 67 edición de la Vuelta. Con salida en Segovia, en la Faisanera Golf, los corredores han tenido que sufrir un puerto de segunda categoría, Canencia, tres de primera, Navafría, Morcuera y Cotos, y el final en la Bola del Mundo, de categoría especial.

Hace una semana pusimos fecha en el calendario para acompañar al equipo Caja Rural en carrera y hoy había llegado el día. Es la primera vez que están en la Vuelta y lo hacen invitados por la organización junto a tres equipos más: Andalucía, Argos-Shimano y Cofidis. Ellos han acompañado en esta edición a los 18 equipos World Tour que tienen presencia asegurada en las grandes vueltas.

Caja Rural lleva casi 30 años patrocinando equipos ciclistas. Como profesional desapareció en 1998 y hace tres años volvió con el equipo continental. De esta Vuelta se llevan un décimo puesto en la clasificación general por equipos, una victoria de etapa en Lagos de Covadonga, un segundo puesto en la clasificación de montaña y cuatro premios a la combatividad y están muy satisfechos.

Voy en el coche con Mikel Azparren, Director Deportivo del equipo. Desde el primer momento me ha llamado mucho la atención su filosofía, la forma de hablar por la radio interna a los corredores. “No creo en el jamás, ánimo chicos, vamos, vamos, vamos”. Le pregunto por ello y por cómo motiva a los ciclistas en el meeting previo a la carrera. Me dice que la mente es una parte fundamental en este deporte. Si los corredores saben coger esos mensajes de confianza que les ayuden a creer más en ellos mismos, tendrán un punto positivo a su favor. Por ejemplo el día que Antonio Piedra ganó en Lagos de Covadonga, Mikel le estuvo repitiendo una frase que para él es clave, Carpe diem, aprovecha el momento y disfrútalo. “Es muy difícil que se repita una oportunidad como esta y más en equipos como el nuestro, humilde (sin olvidar el trabajo y la constancia). Todos están ahí y nadie tiene la victoria hasta que pasa la línea de meta, un profesional tiene que salir para competir y para ganar”.

Hay que hablar de Antonio Piedra. Ha sido una de las sorpresas con su triunfo en Lagos de Covadonga. Es uno de mis corredores preferidos, y siempre lo he manifestado. Es un chico muy inteligente, tímido, y profesional, apunta Mikel. Además hoy en carrera he descubierto que subiendo los puertos tiene una expresión en la cara que transmite paz. Va subiendo a su ritmo, con una mirada tranquila. De alguna forma, que no sé si sabría explicar, es un corredor distinto.

La lluvia ha sido protagonista hoy en la primera parte de la etapa, aunque en la llegada a la Bola del Mundo haya brillado el sol. En los coches iban preparados y los corredores han hecho uso del chubasquero y los manguitos. En el kilómetro 18 se formaba una escapada de veinte corredores. David de la Fuente estaba dentro de la fuga con posibilidades de coger más puntos para la clasificación de montaña en la que se encontraba muy bien situado. Pero al final solo tres de ellos, Denis Menchov, Kevin de Weert y Richie Porte han luchado por el triunfo y el ciclista ruso del Katusha ha sido quien finalmente ha conseguido la victoria.

Por detrás, llegaban los hombres fuertes de la general. Joaquim Rodríguez lo ha intentado y ha abierto un hueco en las últimas rampas de la Bola del Mundo, pero no ha sido suficiente y Alberto Contador ha entrado a meta como ganador virtual de la Vuelta a falta de la última etapa mañana en Madrid.

A destacar la gran afluencia de público en una jornada de fiesta para el ciclismo, que ha ido aumentado con la emoción de estos días su número de seguidores. Aunque nos de pena y se nos haya pasado por la cabeza tenerles pedaleando otras tres semanas más para que no termine todavía, hay que asimilar que la Vuelta a falta del paseo por la Castellana, ha llegado a su fin. Mañana el maillot rojo tendrá dueño.

im casino spielen

Esta entrada fue publicada en Vuelta ciclista a España y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.