Acompañando al servicio médico

José, Mikel, José Juan, Pedro, Andoni y Moisés. Ellos forman el servicio médico en esta nueva edición de la Vuelta. Volvemos a acompañarles en carrera un año más para analizar esta vez cuáles son las incidencias más comunes y la forma de proceder.

Nos hemos encontrado una hora antes del inicio en la zona de salida. Hoy teníamos por delante 167 kilómetros, los que formaban la octava etapa entre Jerez y Estepona con un final inédito de primera categoría, el Alto de Peñas Blancas.

Hablamos con Mikel de la asistencia médica en carrera. Hay tres médicos, uno va en el primer coche por delante para poder cubrir la escapada y los otros dos van en distintos coches, uno justo detrás del pelotón y otro todavía más atrás, para intercalarse si la carrera se rompe y es necesario.

Lo más común son las caídas, de las que Radio Vuelta informa ipso facto, y sobre todo cosas del día a día como dolores de estómago, trastornos digestivos o picaduras de insectos. Cuando se produce una caída grave con compromiso de la vida o de la movilidad, la clave es la atención inmediata. Afortunadamente estas situaciones no son muy frecuentes. Al final de la etapa, en función de lo que hayan atendido, llaman a los hospitales si se ha derivado a algún corredor  o a veces les acompañan si es más grave. De esta forma la atención será más tutelada.

Voy con José Ignacio Lara y con Serafín Martínez, ex corredor y conductor del vehículo de asistencia médica que va detrás del pelotón. En el kilómetro 20 nos avisan de la caída del corredor de AG2R La Mondiale Mikael Cherel. Tiene heridas en las dos rodillas y en un brazo. Se agarra al coche mientras José le limpia primero cada una de las heridas, le echa Betadine y luego le cubre con un apósito y una malla. El trabajo se hace muy difícil, y aunque el coche es descapotable (para facilitar la labor) el viento, la velocidad y peligros como rotondas y badenes hacen que la cura necesite más minutos y más dedicación. En la cara del corredor veo un ligero gesto de dolor, pero en ningún momento se queja. Kilómetros después el coche de Mikel y Andoni ha atendido a un corredor más, en esto caso del Belkin.

Entre las muchas anécdotas e historias de estos médicos que ya llevan varios años, José recuerda una caída de Roberto Heras en una Vuelta a España que finalmente ganó. Tuvo que darle hasta puntos en la rodilla y aunque perdió algo de tiempo finalmente llegó a meta con el pelotón.

Volviendo a la carrera, en la ascensión al puerto de Peñas Blancas la fuga de la jornada, que llegó a tener trece corredores, quedaba anulada y del pelotón se iban desenganchando varios grupos. A 5 kilómetros para el final Igor Antón atacaba y nos tenía a muchos seguidores con él, escuchando Radio Vuelta o viendo la tele desde casa, mandándole energía para que su intento pudiese convertirse en victoria. Personalmente porque creo que Igor es un buen profesional y porque habría sido una buena noticia para el Euskaltel Euskadi que ahora más que nunca necesita algo así ante la futura desaparición del equipo. Pero no ha podido ser, Leopold Konig del NettApp daba caza al corredor vasco en el último kilómetro y se hacía con el triunfo de la etapa.

En la clasificación general hay novedades, Nibali baja a la cuarta posición, Valverde y Purito le recortan 8 segundos y Nicolas Roche es el nuevo líder de la Vuelta. Mañana más y mejor, con el final explosivo en Valdepeñas de Jaén.

Esta entrada fue publicada en Vuelta a España 2013 y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Acompañando al servicio médico

  1. Osky dijo:

    Esta claro que la atencion medica esta cubierta, cn un internista y un trauma.
    Muy buen reportaje, como siempre.