la Vuelta de ayer y de hoy

Décimo cuarta etapa entre Santander y La Camperona con un final explosivo de 8 kilómetros, una pendiente media del 7’5% y rampas que llegan a alcanzar el 24%. En total 200 kilómetros de recorrido con dos puertos más para subir y sufrir, Collazo de Hoz y San Glorio.

DSC_0001

Hoy queremos vivir la etapa desde el principio hasta el final acompañando en la aventura al equipo australiano Orica GreenEdge. La experiencia de su director, Neil Stephen, ex ciclista profesional desde el año 1985 hasta 1998 con cinco participaciones en la ronda española, nos sirve para echar la vista atrás y recordar cómo era la Vuelta a España en los años 90 y en qué es diferente ahora. El primer cambio significativo es la fecha de celebración, de abril a finales de agosto. Además los ciclistas antes no llevaban casco, o cuando lo llevaban se lo podían quitar cuando llegaban a un puerto, “recuerdo que los tirábamos a la cuneta antes de algunas subidas”. Hasta que finalmente su uso se hizo obligatorio durante toda la carrera. Tampoco había pinganillos. El corredor no podía comunicarse con el coche de equipo, y aunque esta innovación tenga sus detractores, Neil cree que es una mejora, al igual que fue la obligatoriedad del casco.

En cuanto al recorrido, los organizadores han empezado a incluir y se han puesto de moda las subidas explosivas con repechos finales como La Camperona, llegada inédita de la etapa de hoy. Neil sabe que aunque para equipos como el suyo no sean beneficiosas, estas llegadas son muy atractivas para el público que se desplaza a ver en directo las carreras o que lo ve desde su casa por televisión.

A pesar de todo, Orica Greenedge afronta la etapa de hoy como siempre, con ilusión y de forma positiva, algo que contagia Neil Stephen a su equipo y a todos los que nos encontramos a su alrededor. El conjunto australiano apuesta por los jóvenes, y uno de sus últimos fichajes, el colombiano Esteban Chaves, ganador del Tour del Porvenir en el año 2011, ha sido el protagonista de hoy. Como buen escalador, esperaba estas etapas del norte para brillar y lo ha hecho consiguiendo entrar arriba con opciones a una buena clasificación general si sigue en esta línea. Con él, entre otras muchas cosas, hoy hemos aprendido que un colombiano cuando quiere pedir un bidón, pide una carabiñola, palabra utilizada en Colombia como sinónimo y en sustitución de bidón. Como dice el refrán, "a la cama no te irás sin saber una cosa más".

“El ciclismo no son matemáticas, hay que basarse en emociones”. Neil tiene muy clara esta premisa. Después de unos días de bastante cansancio, Chaves le decía en la reunión que quería estar ahí delante, con los gallos en el pelotón y aprovechar bien estas jornadas como escalador que es. Sabe que el cansancio le lleva pesando algunos días, y no estaba seguro de que pudiese hacer una buena etapa. Pero ha cogido fuerzas y ha podido demostrar a todos que está ahí y no se va a rendir. Rara vez vemos a los ciclistas tirar la toalla, y es que como se les suele describir, “están hechos de otra pasta”.

DSC_0005

La victoria de etapa finalmente ha sido para el corredor canadiense del Garmin Sharp Ryder Hesjedal,  y en la general, el que ha conseguido entrar por delante y ganar unos segundos ha sido el británico Chris Froome, manteniendo Alberto Contador el maillot de líder seguido de Alejandro Valverde en segunda posición.

La trilogía de la montaña continúa y mañana llega hasta Lagos de Covadonga.

Esta entrada fue publicada en Vuelta ciclista a España y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.