La montaña

Tras una primera semana por Andalucía, Murcia y la Comunidad Valenciana, La Vuelta 2015 ha puesto rumbo al norte de la Península, dando inicio a las jornadas de alta montaña. La etapa de hoy ha discurrido por las carreteras de Andorra, donde se han recorrido un total de 138 km. Los ciclistas han tenido que superar hasta 6 puertos, completando un desnivel total de 4.950 metros. Finalmente ha sido Mikel Landa quien ha llegado primero en esta espectacular etapa, y hemos visto a Omar Fraile mantenerse como líder en la clasificación de montaña.

DSC00705

Como ya hicimos en los primeros días de La Vuelta, explicando como un corredor prepara un sprint, queremos aprovechar la llegada de estas primeras etapas de montaña para analizar cómo es la preparación de un “escalador” para conseguir hacer frente a la dureza de estos recorridos y luchar por la victoria. Queremos entender mejor todo el esfuerzo y organización que conlleva enfrentarse a un recorrido con fuertes pendientes.

El exciclista Roberto Laiseka, nos ha explicado cuáles han de ser las principales características que ha de tener un buen escalador. “Los escaladores son más bajitos que el resto de ciclistas, también son muy delgados y además cuentan con una capacidad pulmonar mucho más alta. Son ciclistas con una potencia tremenda”.

Deportistas  que saben dosificar el dolor que afecta al cuerpo en un ascenso duro: cuanta menos energía inviertan en cada pedaleo,  mejor. Necesitan reservar toda la energía posible para poder dosificarla a lo largo de la etapa.

DSC00668

También hemos hablado con Oscar Pellicioli, Director Deportivo del Team Colombia, que nos ha explicado cómo ha de organizarse un equipo de cara a afrontar una etapa de montaña.  “Es importante tener en cuenta dos aspecto, la mecánica y la estrategia del equipo”. Cada corredor tiene unas características diferentes y, ante una etapa de montaña, los directores tienen que tener en cuenta quiénes son los escaladores más potentes del equipo, para tratar de establecer la táctica que les permita conseguir la victoria. Sin embargo, Pellicioli repite la importancia que tiene no olvidarse de la clasificación general. En ocasiones es fácil cegarse por la conquista de una única etapa y descuidar la estrategia de cara a la general, algo que no debe pasar.

Estos recorridos tienen un aliciente extra: el maillot de lunares que reconoce al mejor escalador. Se trata de una clasificación antigua que data del año 1935 y cuyo primer ganador fue el italiano Edoardo Molinar. Desde entonces, en las etapas de montaña deLa Vuelta, los primeros ciclistas en superar cada puerto reciben puntos en función del rango del mismo. Las cimas están repartidas en varias categorías basadas en la dificultad. La más dura (y que por tanto más puntos otorga) es la de categoría especial, seguida de los puertos de 1ª, mientras que los más asequibles son los de 2ª y 3ª categoría.

Comprender los diferentes tipos de ciclistas nos ayuda a entender mejor el ciclismo, cómo organizan los directores de equipo la estrategia y cómo funciona un equipo, donde encontramos profesionales con características muy distintas, pero con un objetivo común.

 

Esta entrada fue publicada en Vuelta ciclista a España y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La montaña

  1. friskotch dijo:

    este año no corren el langliru?