Los secretos de una contrarreloj

Dejamos atrás una decisiva contrarreloj que ha finalizado con la victoria de Tom Dumoulin, que ha marcado un tiempo final de 46’07’’ . El resultado de la contra ha cambiado el panorama de la clasificación general, dejando a Dumoulin como portador del maillot rojo y Fabio Aru en el segundo puesto. “Purito” Rodriguez  se queda en tercer lugar y aún mantiene esperanzas para el triunfo final.  Las etapas que aún están por venir presentan una gran incógnita y cualquiera puede quedar en primer lugar.

DSC00920

Hoy queremos explicar al detalle cómo se organizan los equipos y la organización de cara a una contrarreloj individual. Ya vivimos la tensión de una contra por equipos en la primera etapa de La Vuelta 2015, sin embargo, una crono individual supone un sobreesfuerzo por parte de todos.

Para conocer todos los entresijos de un día como hoy, hemos querido hablar con el mayor número de compañeros posible. Jueces, mecánicos, directores deportivos, masajistas… Gracias a ellos, hemos entendido mejor como se compone y organiza un día como el de ayer, un día que desbarata el itinerario diario de La Vuelta y se organiza de manera completamente diferente.

En primer lugar, Gerardo Morales, Juez de carrera, nos explica en qué consiste una contrarreloj.  “En las cronos individuales los corredores salen de uno en uno y en orden inverso a la clasificación general, con lo que los primeros en la puntuación disputan la prueba en último lugar”.  Los ciclistas con más posibilidades de conseguir buena puntuación en una crono son los denominados rodadores. Un ejemplo de un buen rodador es el ganador de hoy, Tom Dumoulin.

En un día de contra todo se desarrolla de manera distinta, los equipos llegan muy temprano al área de salida, sobre las nueve de la mañana. Debido al cambio de bicicletas, el mantenimiento de las mismas y las pruebas de los jueces a las que están sometidas, los equipos viajan con el autobús oficial y los camiones mecánicos. Es por ello que el espacio del que disponen para colocarse y prepararse es mayor que el resto de días. Los itinerarios de los ciclistas también varían ya que cada uno sigue un horario diferente y por lo tanto sus horarios habituales se modifican, se alimentan a distintas horas y los masajes de activación previos y de descarga posteriores son también en horas diferentes a los del resto de días en La Vuelta.

Otra diferencia importante con el resto de etapas la encontramos en las bicicletas. Estas son distintas cuando se trata de una prueba contrarreloj.  Juan Pablo Molinero, Director de marketing y comunicación del Movistar, nos explica al detalle como es el diseño de las bicicletas específicas para las cronos. “Lo más importante es la aerodinámica de la bicicleta, en una contrarreloj, éstas son mucho más incómodas. Al tratarse de esfuerzos mucho más reducidos, la comodidad no es un factor determinante”. El manillar cuenta con dos acoples que permiten al ciclista adoptar la postura que menos resistencia al viento ofrezca.  Los desarrollos también son distintos a los de una bicicleta de carretera usada normalmente, además de llevar la rueda lenticular para otorgar mayor rapidez al corredor.

DSC00869

Todas las bicicletas han de pasar por un reconocimiento previo y posterior a la ejecución de la prueba, donde se mide la distancia entre el centro del pedalier hasta el centro del manillar y del centro del pedalier hasta la punta del sillín.  Todos los corredores han de estar dentro de las medidas impuestas por la UCI.

Una vez que todo se encuentra perfectamente organizado, el corredor sale y disputa la prueba acompañado de un coche de equipo, donde suelen ir directores de equipo, mecánicos…

DSC00894

En la etapa, pudimos vivir la contra desde el coche que siguió a Carlos Barbero, Caja Rural-Seguros RGA. Corredor que además disputaba en casa y que contó con el apoyo de toda la afición a lo largo de la etapa. En el coche, acompañamos a Eugenio Goikoetxea, director deportivo del equipo, quién nos explico la labor de apoyo que cumple el coche que va tras el corredor. “Nuestro trabajo es apoyar al ciclista, ofrecerle asistencia mecánica en caso de que lo necesite, animarle a través de la radio e indicarle un poco la estrategia de cara a la etapa y hacerle el esfuerzo lo más llevadero posible”.

Esta entrada fue publicada en Vuelta ciclista a España y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.